No sé dónde quedó el punto de enlace con lo anterior a mi psicosis, en realidad ya no hay ningún enlace con nada anterior. Los mecanismos de pensamiento han variado. Ahora tienen una base silenciosa, como si vinieran las ideas de un desfiladero, el impulso de unión del todo es tan débil que no estoy segura de que exista, mi memoria ha perdido el sentido de las cosas y siento como si mi espíritu hubiera quedado en un mundo del nunca volver, mis sueños me hablan de la peste y la decadencia y mi lucidez de la muerte. Me despierto con la sensación de que algo quedó en la pesadilla y que no puedo estar enteramente en nada, la idea de lo que soy está tan bifurcada que nada es mío y no acepto nada como parte de mi esencia, no sigo ningún camino de introspección porque el caos reina en mi ser, asi que soy pasajera de mi tormenta y juez y parte del ahogamiento, a veces extraño cuando tenía razones y consciencia del movimiento, pero según viejas estructuras todo era un camino de no volver, así que si estoy aquí es porqué abrí la puerta de este desierto. Ni siquiera busco una salida, prefiero desintegrarme aquí y poder entender que quiere esa niebla que es ya mis huesos.

No hay comentarios: