Incierto decir con el veneno de las horas demasiado ocupadas. Incierto y decapitado. No me entran los viajes al bosque, me falta el embriagado vuelo ciego y sin objetos, ciego y sin prisas y adentro y nada, para perderse, para no tener, para vivir, porque sólo entonces...... pero ahora que estoy sola al fin supura el pus del ruido, como otro modo de cerrarse, violentando esta pared para no estar allí, primero quema librarse, intoxica deshacerse, porque primero es el dolor y ya después la cicatriz.

1 comentario:

enletrasarte(Omar) dijo...

hay fracasos victoriosos, solo falta tiempo
saludos