Corría sin mirar atrás la prisa por olvidarte. Bajo la cortina del infame amor, morían los personajes que un día dijeron, te amo. El sol volvió a recibir la mañana, y en otros cuartos al fin falleciste.

1 comentario:

Andrés dijo...

Terminar.-

De donde sos? Me gusta lo que escribis.