He estado mirando viejas pinturas y quise volver a la horrible belleza de lo poco importante que era entonces todo, sin embargo aquí mi rabia, con las ganas de golpear la mesa, de golpear su cara, pero como un fuego que se apaga sin llegar a quemar la oxidada iglesia no ilumina la abstinencia de querer tener las ganas y que duren más que un grito, que duren lo suficiente para elegir otra carretera, que vengan y disfracen éste olvido de cristales rojos con algo que aguantara más de un cigarrillo.

1 comentario:

El Heautontimorumenos dijo...

hey . yo golpiare mi ordenador...jeje

yo aveces quisera explotar mi ideas, que se vayan a lo mas sucio y pienso.

"¡aver mueran !, muere, aver hasta donde te arrastras , idea deforme, dale mas,
a esta pobre tonta,. que no quiere nada, si no algo ,pero no busca, no lo encuentra... pero dame... mas, muerete, he cierto...miento porque no moriras no existe en ti la muerte...es mentira, solo te hago sufrir, mis ideas y pensamientos sangran,le quito un brazo, o lo dejo tuerto...pero ustedes nunca moriran"

llevaremos las letras dolorosas junto con nosotros hasta nuestro lecho de muerte...