Me aparto pero sigue la rabia en mi cuerpo cuando es cristal.
No tengo un disfraz para salvarme ni la muerte será cuidadosa, habrán abierto su corazón los árboles y una guerra será la última guerra y aun así no podré salvarme.

1 comentario:

kynikos dijo...

no me digas como, pero creo que vamos disparando sobre los mismos pájaros al vuelo.