escritura automática

Subsana la equivocación el correr de los aires sobre el vacío como si la soledad atrajera monstruos de los suelos que disponen a tenerme en el caer de lo apagado, como la prisa que no llega a llegar, en el prado de lo silencioso, como si el tener fuera el preguntar qué clase de apetito se sacia de las sombras y mirar en los espejos del vacío las bestias responder en su crisálida de precipicio.

1 comentario:

Mariette dijo...

Vale, después de leerlo he sentido una sensación muy incómoda en la cabeza. Como si hubiese accedido a un subconsciente.