Nosotros

Un día deje de quererte, al siguiente ya no me dolió tu ausencia, luego te olvidé.
Ahora eres cenizas en la memoria, como un café que se enfría, como un cuadro roto, como lo que olvidé decirle a mi abuela antes de que la enterrasemos, y lo que queda de ti en mi, ya no hiere ni emociona, tierra de paso, expulsión en la escuela.
Será del cielo, lo que no saboreamos. O de los muertos, lo que desperdiciamos. Tiempos perdidos de rosas y aviones de papel, ahora una inmensidad dispuesta a abrazarme. Sin nada en los bolsillos.

1 comentario:

Arwen dijo...

Muy buenas, Concepto-Aparte. Pero qué bien describes las sensaciones y qué buenas son tus metáforas.
No sé si te acordarás de mí. Tengo todos tus blogs enlazados en los dos que yo administro. Espero que no te importe, pero tengo muchas ganas de leerte. Eres muy buena escribiendo.
Y es que ahora que paso por esta situación, comprendo que lo describes de maravilla.
Brillante escritora.