Y aquí todo igual

Hoy soñé que mi alma sanaba. Que la desesperación moría. Pero de nuevo al drama del latido. A la respiración congestionada. A la muerte lenta. Si acaso no hubiera despertado, no dolería el tiempo que corta mi voz. Que entierra mis sueños, en puertas imposibles.

2 comentarios:

Asturiela dijo...

andaba en uno de tantos viajes de insanidad virtual y me topé con tu blog, me agrada.me gustaria conocieras mi mundo.

concepto-aparte dijo...

He entrado en blog, buen lugar para caer, pero no me deja enviarte comentarios.. un saludo Asturiela.