No lo pensé, ni siquiera estoy de acuerdo con lo que dije, es la desbarata historia de mi forma social, dejo de existir para ser un pensamiento posible cualquiera, no le pongo entusiasmo, no le pongo ni siquiera algo de mí, es como un juego de espejos y lo primero que se me ocurre es lo que queda en el cristal que tú has creado.

5 comentarios:

mateosantamarta dijo...

Yo diría que tus palabras están muy meditadas. Lesfalta un poquitín de azúcar.
Disculpa!
Un abrazo.

Raquel dijo...

pero a veces la angustia nos atrapa, queremos apurar la vida, tal vez intuímos que la muerte acecha a cada paso, escribimos sin pensar, sin repensar, desahogando el alma, sin mirar atrás,como única forma de retener los segundos que huyen, capturar los pensamientos que pasan, espejos que nos reflejan, nos preguntamos a qué lado del espejo estamos y seguimos. Yo te entiendo, estoy contigo, te admiro, me encanta lo que escribes, cómo lo escribes,¡adelante!, un naúfrago siempre reconoce a otro naúfrago en este mar infinito.

O gato de Dalí dijo...

Mezcla de todo lo que nos rodea: Esa es nuestra esencia.
Siempre es un placer leerte.

ZAPAYEROS dijo...

,,,quizás era tarde para empezar de nuevo y la manera de poder seguir era no parar, no parar de ser, de escribir, de vivir y de sentir. Reflejos o sombras, figuras opacas o brillantes o simplemente transparentes....

Curiyú dijo...

Estás buscando algo en un pozo, pareciera que, algo que sabés que no vas a encontrar. Pero lo hacés con ese cuchillo válido (aunque quizá inútil) que es el pensamiento, y se disfruta.